Las Bahamas no solo son un conjunto de mas de 700 hermosas islas de aguas cristalinas color turquesa, sino que además tienen el plus de contener en el fondo de sus arenas, valiosos tesoros dejados por los piratas y corsarios.

piratas.jpg

Las numerosas islas y islotes fueron los escondites predilectos para los navíos saqueadores. Además, Bahamas era accesible y cercana a las rutas de navegación más usadas, permitiendo a los bucaneros robar fácilmente a los navíos mercantes que osaban circular por allí. Hubo muchos piratas famosos, sin embargo hay uno que destaca en a historia, Edward Teach o Barba Negra, un terrorífico hombre que provocaba las mas sangrientas luchas solo con su mirada, así que nadie se atrevía a provocarle algún malestar, así Barba Negra aprovechaba de tomar todos los bienes de valor y armas sin matarlos, en caso de haber resistencia, simplemente los asesinaba sin mas y abandonaba los cadáveres. Se calcula que en vida, este pirata capturo y asalto fríamente al menos unas 40 embarcaciones.

Mientras Barba Negra vivió en Nassau, fue nombrado magistrado de la República de los Corsarios. Todo el tiempo que duró su gobierno, aplico su propia ley hasta que llego Woodes Rogers, quien expulso del lugar a todos los piratas, viéndose estos obligados a irse y continuar con sus robos en otras partes del Caribe.

Se sabe que muchos navíos se hundieron con cargamentos repletos de preciados metales preciosos, como oro y plata. Los navíos más lentos y pesados eran la presa mas fácil para los sedientos piratas, que después escondían estas riquezas en algunas de las cavernas o bien las enterraban en algún lugar de la isla. Se dice que el sir Henry Morgan enterró tesoros por toda Bahamas. Sin embargo, los constantes saqueos no dejaron indiferentes a los vengativos y no menos sangrientos españoles, quienes al ver como los piratas robaban a destajo sus galeones, destruyeron la ciudad.

Apenas un par de años después, los colonos levantaron de nuevo la ciudad sin buen resultado, ya que la enojada marina francesa y española se unieron para destruirla una vez más. El Rey de Inglaterra introdujo orden y nombro a Woodes Roges para que gobernara la isla, éste ofreció amnistía a los piratas que se entregaran, los demás serian ahorcados. Muchos de estos piratas se rindieron y otros tantos huyeron para siempre.

Foto:wii.freeki