Probablemente a más de alguno de ustedes les ha pasado que viajan a un lugar y se encuentran que comparativamente con el país origen, el país al cual se llega es mucho más caro o más barato de lo esperado.

bahamass.jpg

A veces se trata solo de un componente estacional que afecta los precios de todas las cosas, incluso hay comerciantes que distinguen entre la gente local de la foránea, cobrándole un ojo de la cara a quienes les parezca ser extranjero.

En Bahamas el costo de la vida incluso para los locales es bastante alto, debido a las dificultades propias de una isla para abastecerse, y a que casi todos los servicios de entretención se encuentran orientados a los visitantes extranjeros, tales como bares, restaurantes, discotheques, entre otros sitios.

Por alquilar una casa frente a la playa, en Bahamas perfectamente se pueden desembolsar alrededor de USD 3.000 al mes. Eso es el promedio del costo, sin considerar que falta añadir los costos de alimentación, transporte y entretenimiento, además de las correspondientes compras, que quién no las hace cuando va de visita a alguna parte, en especial Bahamas, el sueño dorado para vacacionar.

Quizás para un aventurero dispuesto a pasar las noches bajo el alero de las palmeras no sea tanto problema irse a instalar a las Bahamas por algún tiempecillo, así como me contaba un amigo que fue a Alemania sin saber el idioma, no se le ocurrió nada mas brillante que comprar una bolsa de globos infantiles, inflarlos en la calle y comenzar a gritar “one marc” o algo así, pidiendo un marco a los transeúntes, que por lo divertido de la escena, compraron todos esos globos, dándole al pobre viajero, una merecida noche feliz en una cama de un hotel.

Foto:hoteles.hotelopia