En Bahamas también se encuentran lugares misteriosos y vida silvestre fosilizada. Uno de esos lugares es un llamativo agujero azul que ha atraído a la comunidad científica de las Bahamas, por tratarse de una caverna submarina repleta de fósiles que incluyen vestigios de tortugas y cocodrilos jamás antes vistos.

fosil.jpeg

Otras especies que se han encontrado en el sumidero o caverna denominada Sawmill Sink, son lagartos, serpientes, aves, murciélagos y plantas además de huesos humanos de alguien que habitó la isla hace más de mil años atrás. Con el hallazgo se confirma que en Bahamas pasaron muchas mas cosas de las imaginables en el pasado.

En lo más profundo de este sumidero, hay agua salada que esta cubierta por agua dulce, lo que facilita la conservación de cualquier tipo de resto orgánico, conservándolo casi en su estado original por mucho tiempo.

Bucear a través de estas cavernas submarinas reviste un gran peligro por los ácidos, baja visibilidad y grandes recovecos que contienen. Aún así, desde el interior de Sawmill Sink se sacó el caparazón de una tortuga gigante de mas de dos mil años de antigüedad y objetos con mas de cuatro mil años.

Es probable que las tortugas y cocodrilos hayan desaparecido de las Bahamas desde que llegó el hombre a habitarlas, causando una matanza masiva de estos seres para alimentarse con las tortugas y eliminando a los cocodrilos para vivir tranquilos.

Otra curiosidad es que dentro del sumidero se hallaron restos de plantas que relatan una historia de fuego por la isla, para luego revivir en forma de pastizales abiertos. El descubrimiento del sumidero da pistas de cómo podría ser el fondo de los otros agujeros azules y cavernas que existen en Bahamas, que por cierto son muchas y casi todas aún inexploradas.

Foto:friendsofttheenvironment