La industria del turismo le reporta grandes utilidades a las Bahamas, y hasta hace algunos años atrás también incluían en este ítem la industria bancaria que comenzó a desvanecerse cuando el gobierno decidió implantar duras regulaciones. Como todo negocio donde el gobierno se involucra sin que nadie se lo haya pedido, las economías se desbarrancan.

paradise_island_bahamas1.jpg

Entre las actividades que se han tratado de fortificar en Bahamas por parte de su gobierno, esta la agricultura, el comercio y la industria. Francamente es sorprendente como intentan diversificar las industrias los gobiernos sin pensar primero en sus ventajas comparativas respecto de otros países; hay países y regiones que no tienen ninguna fortaleza para competir por el lado del turismo, sin embargo, gastan fortunas en promoción y en salarios de funcionarios públicos que intenten levantar estrategias de desarrollo de algo que no tiene por donde sobresalir.

En las Bahamas se ve como el gobierno mermó una industria pujante, la de los servicios financieros. Queda el turismo, captando el 80% de los ingresos nacionales; ésta actividad tiene la ventaja que a medida que crece el mas grande, va creciendo el mas chico también, se abren posibilidades de nuevos negocios anexos, la posibilidad de innovar y ofrecer cosas interesantes basadas en la creatividad y el conocimiento humano. Desde que en casi todas las naciones se empezaron a incorporar medidas tendientes a regular la industria turística, la competitividad se ha hecho más voraz, viéndose mayoritariamente beneficiado el cliente. Creo que esta es sino la única, la mas importante industria junto a la salud, que debe ser regulada y estandarizada para beneficiar a un país.

Foto: ultimatetaxi